• Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Tumblr
  • Gmail
  • Yahoo Mail
  • Print Friendly

¡Gracias Mamá por amarme!

 Gracias Mamá por tanto amor 💕, 

gracias por las noches en vela cuando estaba enferma (o),
gracias por esperarme hasta tarde cuando llegaba de la universidad,
gracias por siempre creer y confiar en mi cuando más lo necesitaba.
Hoy te tengo lejos pero tu amor me inspira para cuidar a mis hijos, para seguir luchando cada día, puedo siempre sentir tu amor en la distancia.

Gracias por siempre. 

También podemos expresar nuestro agradecimiento a mamá dedicándole un hermoso poema.

En este caso es un poema escrito por Miguel de Unamuno, escritor y filósofo español. 

Nota: Ganamos comisiones de las compras realizadas a través de los enlaces de los productos mostrados en nuestros artículos.

  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Tumblr
  • Gmail
  • Yahoo Mail
  • Print Friendly

Madre, llévame a la cama

Madre, llévame a la cama.

Madre, llévame a la cama,

que no me tengo de pie.

Ven, hijo, Dios te bendiga

y no te dejes caer.

No te vayas de mi lado,

cántame el cantar aquél.

Me lo cantaba mi madre;

de mocita lo olvidé,

cuando te apreté a mis pechos

contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,

qué dice el cantar aquél?

No dice, hijo mío, reza,

reza palabras de miel;

reza palabras de ensueño

que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?

porque no te logro ver…

Estoy aquí, con tu sueño;

duerme, hijo mío, con fe.

Miguel de Unamuno, escritor y filósofo español 

Versos para mi madre, de Julio Jaramillo

“Mi madre es un poema
de blanca cabellera,
que tiene a flor de labios
un gesto de perdón.

Cuando tras larga ausencia regreso
ella me espera,
me abraza como a un niño,
me besa con pasión.

Mi madre es pequeñita
igual que una violeta,
lo dulce esta en su alma,
el llanto en el adios.

Es dueña de mis sueños,
aunque no soy poeta,
los versos a mi madre
me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre
que suerte es tenerla y
que dichoso al verla
feliz en el hogar.

Radiante de alegría
al lado de sus hijos
cuidando sus nietitos
que santa que es mi madre,
Bendícela, si, bendícela Señor.

Mi madre es una rosa
de pétalos ajados
que guarda su perfume
muy junto al corazón.

Viviendo nuestra angustia
no se lo que ha llorado
por eso al mencionarla
me embargo de emoción.

Mi madre es como un cromo
de mágica paleta
Canción dolor ternura
de todo hay en su voz.

Es dueña de mis sueños,
aunque no soy poeta,
los versos a mi madre
me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre
que suerte es tenerla y
que dichoso al verla
feliz en el hogar”.

Un ángel llamado….

Cuenta la leyenda que un angelito estaba en el cielo, cuando Dios, lo llamó y le encomendó una misión, con dulce voz le dijo, tendrás que ir a la tierra y nacer como los humanos, serás un pequeño niño y crecerás hasta llegar a ser un hombre.

Espantado el angelito, preguntó, pero Señor, ¿cómo haré para vivir tan pequeño e indefenso, quién me cuidará?

– Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando y te cuidará.

– Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, eso me basta para ser feliz…

– No te preocupes, tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.

– ¿Cómo entenderé lo que la gente habla si no conozco el idioma de los hombres?

– Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y con cariño te enseñará a hablar.

– ¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?

– Tu ángel juntará tus manitas y te enseñará a orar y podrás hablarme…

– He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿quién me defenderá?

– Tu ángel te defenderá a costa de su propia vida.

– Pero estaré triste ya que no te veré más.

– Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado durante todo el tiempo que estés entre los hombres.

El angelito ya empieza a escuchar las voces que venían de la Tierra y atemorizado y con lágrimas en los ojos, dijo…

Dios mío, dime por lo menos el nombre de ese ángel que me cuidará…

“Su nombre no importa, tú le llamarás MAMÁ”

  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Tumblr
  • Gmail
  • Yahoo Mail
  • Print Friendly
  • Pinterest
  • Facebook
  • Twitter
  • Tumblr
  • Gmail
  • Yahoo Mail
  • Print Friendly